martes 27 de septiembre de 2022

Opinión | 19 sep 2022

Alejandro Rojo Vivot: Condorito


Por: Alejandro Rojo Vivot

“¿Qué significa la risa? ¿Qué hay en el fondo de lo risible? ¿Qué puntos en común encontraríamos entre la mueca de un payaso, un juego de palabras, un enredo de vodevil, una escena de fina comedia? ¿Qué destilación nos dará la esencia, siempre la misma, a la que tantos y tan variados productos le deben su indiscreto olor o su delicado perfume? Los más grandes pensadores, desde Aristóteles, han afrontado este pequeño problema que siempre se resiste al esfuerzo, se resbala, huye y se vuelve a erguir, impertinente desafío lanzado a la especulación filosófica”. (1) Henri-Louis Bergson (1859-1941)

 

Siendo el humor una destacada expresión de la inteligencia humana, también es posible, en forma genérica, trasladar esa aseveración a un pueblo, a una época determinada, etcétera.

Por caso, con respecto a Chile es oportuno subrayar que las manifestaciones del humor se han mantenido durante siglos caracterizando toda la historia desde la conformación nacional.

El humor también una extraordinaria y relevante expresión cultural.

En ese contexto, Chile y su gente se encuadran claramente en lo antedicho como algunas otras regiones y países como, por caso, Brasil, Francia, Argentina, etcétera.

Al respecto, son numerosos y muy valiosos los escritos que se han referido a lo aquí tratado: “Los primeros antecedente del humorismo en la literatura chilena provienen de la sátira política de la época de la Independencia, que circuló originalmente bajo la forma de pasquines y folletos, para luego propagarse a través de diarios y periódicos como “El Canalla”, “El Hambriento” o “El Pipiolo”.

Cabe recordar que, uno de los primeros escritores en describir el acontecer social con tono humorístico y mordaz fue Joaquín José Vallejo Borkoski (Jotabeche) (1811-1858), (2) particularmente en sus iniciáticos y extraordinarios artículos costumbristas, muchas veces expresándose con perspicaz ironía buscando la sonrisa de los lectores más atentos; quedando por fuera la numerosa población iletrada que encontrará su oportunidad a través de las caricaturas las breves secuencias presentadas, al principio, en tres o cuatro cuadritos como máximo.

El desarrollo que experimentó la prensa a partir del último cuarto de siglo XIX fue el escenario idóneo para la proliferación de autores que tuvieron como emblema el sarcasmo y la ironía”. (3)

 

TODO SE INICIÓ CON UN GENIO

El popular dibujante chileno René Rodolfo Ríos Boettiger (Pepo) (4) (1911-2000) comenzó a publicar a los siete años de edad y tres años después realizó su inicial exposición pública de su obra, comenzando a trabajar en 1932 en la revista “Topaze”; al poco tiempo desarrolló su tira humorística “El Jefe”, siendo la primera experiencia focalizada en la política, dado que su personaje principal fue el presidente (1942-1946) Juan Antonio Ríos Morales (1888-1946).

Más adelante creó a “Don gambito” para caricaturizar al primer mandatario (1946-1952) Gabriel Enrique González Videla (1898-1980), a “Don Pedrito” cuando fue la máxima autoridad política nacional (1946-1952), Pedro Abelino Aguirre Cerda (1879-1941) y a Carlos Ibañez del Campo (1877-1960) a través de su popular “Don Sonámbulo”, como dictador (1927-1931) como en su período democrático (1952-1958). (5)

Además y es mucho, se ocupó del hombre común de su país por lo que sigue siendo reconocido casi universalmente.

 

EL HOMBRE CÓNDOR

El 6 de agosto de 1949 inició la innovadora tira cómica “Condorito”, con marcado éxito en Latinoamérica, como parte de la revista “Okey” (1949-1965) de la Editorial Zigzag, alcanzando 843 números. (6) Continúa en la segunda década del Siglo XXI en continua expansión en cuanto a lectores de las más diversas latitudes.

Se trata de un cóndor humanizado inspirado en el escudo nacional, además de un huemul, cuyo autor es Charles Chatworthy Wood Taylor (1792-1856).

Condorito es un chileno común de relativa baja estatura, con cuerpo bien desarrollado, con una pequeña cresta y algunas plumas, que vive numerosas peripecias, en escenarios disímiles como el vendedor oriental en “Pinturas Won”:

“- Condorito. Ahora el chinito se instaló con un depósito de pinturas, aprovecharé de hacer una compra.

- Condorito. ¿Hay esmaltes?

- Comerciante. ¡Sí! … y mañana sel miércoles…

¡Plop!”. (7)

“(En la calle). (Condorito, arapiento con una bolsa al hombro)

-¡Una ayudita por caridad patroncito!

-(Peatón vistiendo traje) ¿No le da vergüenza andar pidiendo limosna en la calle?

Condorito. ¿Y qué quiere, que ponga una oficina?

-¡Plop!”. (8)

Su fiel mascota es el simpático y fiel Washington, terrier callejero, perro de raza pues nació un 12 de octubre.

 

ADEMÁS

Son casi unánimes las mismas consideraciones con respecto al argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón (Quino) (1932-2020) y sus muy numerosos y valiosos aportes al humor gráfico, reconocido mundialmente.

 

NOTAS Y REFERENCIAS

1) Bergson, Henri-Louis. La risa. Ensayo sobre el significado de la comicidad. Ediciones Godot. Página 9. Buenos Aires, Argentina. 2011.

2) Sufrió la cárcel y otras persecuciones partidarias. Fue dos veces diputado: 1849-1852 y 1852-1855, sumándose a la larga lista de políticos que también fueron excelentes literatos ejerciendo inteligentemente el humor.

Al respecto es necesario evitar confundir a muchos hombres públicos actuales que bastantes de sus dichos, expresadas a los gritos, invocando divinidades, con el dedo levantado autoritariamente, que casi siempre generan risas además de fastidio.

3) Anónimo. El humorismo en la literatura chilena. Memoria Chilena. Biblioteca Nacional de Chile. Santiago, Chile.

4) Lo adoptó en 1935 con referencia a su notorio sobrepeso.

5) Al igual de Juan Domingo Perón que fue dirigente principal de una nefasta dictadura que contribuyó a formar su posterior y exitosa base electoral: “Partido Único de la Revolución”.

6) El destacado dibujante Hernán Vidal (Hervi) a los 13 años de edad inició su colaboración con Pepo prolongando su actividad aún después del fallecimiento del creador de Condorito.

7) Bepo. Condorito de Oro. N° 128. Esmalte. 11.972. Editorial Televisa Chile. Páginas sin numerar. Santiago, Chile. 2 de agosto de 2004.

8) Bepo. Limosna. Libro de Oro Condorito. Editorial Tucumán. N° 25. Página e historieta sin numerar. Buenos Aires, Argentina. Sin fecha de impresión.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias